Test de personalidad: la forma en que caminamos indica cómo somos

2 años hace

Una buena manera de determinar nuestra forma de ser es con este test de personalidad, que observa las diferentes formas de caminar de las personas.

El lenguaje gestual, la manera de movernos o de hablar, dice mucho de nosotros, deja ver nuestra forma de ser. Y muchos test de personalidad se basan precisamente en esas características para determinar estilos definidos.

A veces no somos conscientes de los movimientos que realizamos: son gestos naturales que afloran sin que tengamos la intención de hacerlos. Pero si prestamos atención nos damos cuenta de que cada uno de nosotros se mueve y gesticula de manera diferente.

Lo mismo sucede cuando caminamos: cada uno tiene su estilo. Hay quienes dan pasitos cortos, y quienes dan grandes trancos; quienes se inclinan hacia atrás y ponen las manos en los bolsillos y quienes van hacia adelante y mirando el suelo.

Estas pequeñas diferencias tienen un gran significado, y en este test de personalidad buscamos qué dice de nuestra forma de ser la manera de caminar. Mira detenidamente la ilustración y piensa objetivamente cuál de esos estilos te representa más.

Una vez que hayas definido cómo es tu modo de caminar, mira la descripción, que publicó el portal Depor. Es asombroso comprobar todo lo que se puede revelar con el movimiento involuntario.

trest

El corrector

La primera imagen de la izquierda muestra a una persona que camina dando pasos pequeños y con la espalda encorvada hacia adelante. Este tipo de personalidad es la que evita el contacto visual con quienes lo rodean, por timidez y porque son introvertidos. Creen mucho y analizan todo antes de tomar confianza con un desconocido.

La estampadora

El cuarto dibujo de abajo muestra una mujer que camina con firmeza, pisando fuerte. Esto suele ser un indicativo de ira, frustración o persistencia. Pero también puede significar una señal que tu organismo le manda a tu cerebro. Incluso puede ser provocado por la falta de sensibilidad en las extremidades.

El ejecutivo

El dibujo central es de quien camina muy rápido y decididamente. Son personas con autoestima alta, que confían en sí mismos y por eso llevan la mirada en alto. Pero también pueden deambular muy concentrados en sus propios pensamientos, lo que les impide fijarse en los demás, lo que los lleva parecer poco amigable.

El político

Segunda imagen de abajo, el político busca el reconocimiento de los demás caminando con el pecho hacia adelante, los hombros abiertos y la frente alta. Son personas dispuestas a enfrentar nuevos desafíos y aventuras, pero se aburren fácilmente. Muy sociables, disfrutan la compañía y saben expresarse en público.

El multitarea

Hacen otras cosas mientras caminan, para “no perder el tiempo”: hablar por el celular, pensar la lista de pendientes, etc. No prestan atención al camino sino a sus propios pensamientos. Les gusta solucionar los problemas en lugar de quejarse de ellos, y tienen salidas creativas para cada situación. Son inquietos y curiosos.

 

Los brazos cruzados

Quien camina con los brazos cruzados es una persona solitaria y autónoma, pero también denota cierta vulnerabilidad. Es una manera de caminar peligrosa, porque quita rapidez de respuesta y equilibrio, y los delincuentes observan este rasgo para elegir sus presas.

El preocupado

La tercera imagen de arriba es una exageración de cómo camina una persona que tiene sus problemas en la cabeza, pero indica a las claras que se mueven más lentamente y con precaución. Dan pequeños pasos y suelen incluso arrastrar los pies.

Son introvertidos y reflexivos, pero muy ansiosos y algo temerosos. No fijan la mirada en otras personas ni en el paisaje: miran al suelo o erráticamente.

El relajado

Caminan despreocupadamente, aun ritmo medio y balanceando suavemente los brazos. No prestan demasiada atención al entorno, por lo que pueden llegar a ir hablando solos. En algunos casos llega a parecer que están perdidos, deambulando sin sentido, pero disfrutan la caminata más que los demás. Son muy influenciables y algo perezosos.

El paso corto

No separan mucho un pie del otro, lo que significa que son centrados en sí mismos. Es frecuente en las mujeres, ya no como rasgo de personalidad sino por el suo de tacones altos que hacen doler los pies.

El partidario

De pasos seguros y andar sereno, los partidarios son muy sociables y disfrutan el trabajo en equipo. Hacen contacto visual con los otros transeúntes, y están atentos a ayudar a quien pudiera necesitarlo.