Dark
Light

Diputada Ahumada (PDG) catalogó las medidas como “insuficientes” y exige Estado de Excepción en macrozona norte

Diciembre 12, 2022
  • La parlamentaria pidió más empatía del Ejecutivo frente a los millones de habitantes que se ven afectados a diario por diversas situaciones de inseguridad que los aquejan.

 

El norte del país ha sufrido fuertes consecuencias a raíz de los carteles de drogas, crimen organizado y bandas criminales como el Tren de Aragua, que reclutan y extorsionan a venezolanos tanto en el trayecto migratorio como en Chile. Esta ola de violencia e inseguridad ha conllevado sicariatos, desapariciones, extorsiones y secuestros, delitos que hasta hace unos años no se vivían en territorio nacional.

 

En este contexto, el Gobierno anunció recientemente que está “completamente disponible” a incluir a las fronteras y rutas fronterizas en el proyecto de Ley de Infraestructura Crítica que está impulsando el Ministerio de Interior. “Eso permitiría hacer uso de los recursos que tienen las Fuerzas Armadas, para contribuir al control de las fronteras y de las rutas, más allá de lo que permite hoy el decreto 265”, señalaron desde el Ejecutivo.

 

Pese a lo anterior, para algunos políticos estas acciones resultan “insuficientes” y piden otro tipo de medidas como es el caso de la parlamentaria por la zona norte, Yovana Ahumada, quien hizo un llamado a las autoridades para que se decrete de una vez por todo un Estado de Excepción como ocurre en la Macrozona Sur.

 

“En el gobierno no ven como prioridad el tema de un Estado de Excepción para la Macrozona Norte; no sé realmente qué están esperando que ocurra, cuántas muertes deben ocurrir, cuántas bandas más deben llegar a Chile, cuánto más ingresos irregulares debemos tener en las regiones del norte como para que se tome esta acción, que es una opción válida y la única con la que contamos en el corto plazo”, explicó la legisladora.

 

Según la congresista, la medida es al menos una de las “opciones” disponibles mientras se ejecutan los otros planes que abarcan aspectos legislativos y de recursos económicos, los que, de todos modos, hasta hoy sólo son palabras. “Esta es una falta de empatía del Ejecutivo con la gente del norte, que lamentablemente a diario debe verse enfrentada a situaciones tremendas de inseguridad, y no podemos permitir que esto siga pasando y menos que se normalice la violencia y delincuencia”, puntualizó.

 

Por último, objetó el proyecto de infraestructura crítica para proteger las fronteras y arguyó motivos políticos de la actual administración para limitar el uso de las Fuerzas Armadas en la vía pública.

 

“Hoy tenemos claro que esta propuesta de un Estado de Excepción que busca resguardar infraestructura crítica no pone en prioridad la vida de las personas. Además, tenemos un gobierno que dentro de su ideología está en contra del uso de las Fuerzas Armadas en las calles, por lo que avalar esta alternativa propuesta sería darle más herramientas para que no ejecuten lo que se necesita en realidad: es un Estado de Excepción Constitucional en su máximo aplicación y que no han sido capaces de aplicar hasta la actualidad”, expresó la representante del Partido de la Gente (PDG).