Dark
Light

La Casa Blanca acusa al gobernador de Texas de arriesgar vidas de migrantes

Diciembre 26, 2022

La Casa Blanca, acusó al gobernador de Texas, Greg Abbott, de arriesgar la vida de un grupo de migrantes al enviarlos en un autobús, el 24 de diciembre, a Washington y dejarlos expuestos a las bajas temperaturas sin tener ropa adecuada ni proveerles un refugio a su llegada.

Tres autobuses llegaron a la capital estadounidense la noche del 24 de diciembre y uno de ellos desembarcó a los migrantes a las afueras de la casa de Kamala Harris, la vicepresidenta del país norteamericano.

Según Tatiana Laborde, directora general de Samu First Response, una agencia que colabora con la atención de los migrantes, en los 3 autobuses llegaron entre 110 y 130 migrantes de diferentes nacionalidades. Por los momentos, ningún ente oficial ha especificado las nacionalidades de los migrantes, pero se presume que hay venezolanos, colombianos, cubanos y nicaragüenses.

Algunos de los migrantes solo vestían camisetas a pesar de que las temperaturas se registraron a -9°C, por lo que algunos activistas les proporcionaron mantas antes de que fueran trasladados a una iglesia local para pasar la noche. Algunos migrantes afirmaron a medios locales que les habían dicho que debían comunicarse con familiares o amigos para que los recibieran.

«El gobernador Abbott abandonó a los niños al costado de la carretera soportando temperaturas bajo cero en la víspera de Navidad y sin haber coordinado con ninguna autoridad federal o local», dijo el portavoz de la Casa Blanca, Abdullah Hasan, en un comunicado.

«Como hemos dicho en repetidas ocasiones, estamos dispuestos a trabajar con cualquier persona, tanto republicana como demócrata, en soluciones reales, como la reforma migratoria integral y las medidas de seguridad fronteriza que el presidente Biden envió al Congreso en su primer día en el cargo, pero estos tipos de jugadas no logran nada y solo ponen vidas en peligro», continuó Hasan.

Hasta ahora, Greg Abbott no ha emitido comentarios sobre el hecho, pero la semana pasada su gobierno informó que han gestionado traslados a más de 15.000 personas, desde abril, a Washington, Nueva York, Chicago y Filadelfia.