Dark
Light

Miles de personas ya llenan Brasilia para asistir a la toma de posesión del presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva

Enero 1, 2023

Cientos de miles de personas ya llenan las calles de Brasilia cuando faltan pocos minutos para el inicio de la ceremonia de toma de posesión del presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva.

La mayoría se concentran en dos puntos de la ciudad: la plaza de los Tres Poderes, frente al Palacio del Planalto (la sede del Gobierno), donde Lula pronunciará un discurso ante el pueblo, y la Esplanada de los Ministerios, por donde desfilará la comitiva presidencial.

 

La alta temperatura y el día soleado en la Esplanada dos Ministérios despertaron una alerta para los equipos del Cuerpo de Bomberos y de la Secretaría de Salud del Distrito Federal , este domingo (1º) de la toma de posesión del Presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva .

Para aliviar el calor, camiones de bomberos lanzan chorros de agua a la multitud, que se concentra a lo largo del césped de la explanada, para seguir el acto de inauguración y los más de 60  espectáculos  previstos hasta la madrugada del lunes, en la programación de la Fiesta del Futuro.

El Departamento de Salud habilitó tres puntos de atención para los casos que puedan resolverse en el lugar. “Tendremos una vitrina para el mundo y trabajaremos para que la población y los visitantes tengan todo el apoyo“, dijo la secretaria de Salud, Lucilene Florêncio.

Según ella, los equipos están preparados para atender casos como presión arterial baja, deshidratación e insolación. Los casos más complejos serán derivados a hospitales cercanos.

En total, 63 funcionarios públicos están programados para trabajar durante la toma de posesión de Lula.

Los lugares que dan acceso a una vista privilegiada de la ceremonia, como el lateral de la rampa del Palacio del Planalto y junto al espejo de agua del Congreso, ya están completamente llenos desde el final de la mañana.

Familias con niños, jóvenes, ancianos y adultos ondean banderas y entonan canciones de la campaña del presidente electo en la segunda vuelta del 30 de octubre.

Junto al Congreso , el movimiento comienza a intensificarse con la llegada de profesionales de la prensa y parlamentarios que acompañarán la sesión de inauguración. Se redobló la seguridad en el lugar y todos los que acceden al interior del edificio -a excepción de los parlamentarios- pasan por detectores de metales.