Estar preparados las industrias farmacéuticas la clave para responder a futuras pandemias

1 año hace

Tras la pandemia de la Covid-19 se deben aplicar estrategias para estar preparados ante futuras emergencias de salud pública. Con este objetivo, la industria farmacéutica de innovación destaca cinco prioridades decisivas para desarrollar y desplegar medidas de contención más rápidas y eficaces, y lograr una mayor equidad sanitaria en futuras pandemias.

Asimismo, se debe asegurar una nueva arquitectura pandémica que busque mantener lo que ha demostrado ser efectivo para la contención de Covid-19.

Por este motivo, la Federación Internacional de Asociaciones y Fabricantes de Productos Farmacéuticos (IFPMA por sus siglas en ingles), comparte cinco soluciones prácticas para estar preparados ante futuras pandemias. Y es que, aunque se han realizado esfuerzos internacionales, todavía existen desigualdades en el acceso a las vacunas, tratamientos y diagnóstico oportuno de Covid-19.

La primera solución es mantener un ecosistema de innovación próspero y confiable para una rápida investigación y desarrollo de nuevas contramedidas pandémicas y garantizar a los científicos un acceso rápido y seguro a los agentes patógenos y su información genética. Los incentivos a la propiedad intelectual son fundamentales para realizar inversiones de riesgo antes de la próxima pandemia y facilitar asociaciones voluntarias, acuerdos interempresariales y la transferencia de tecnología.

En información que la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) compartió con NotiPress, la segunda solución que se establece es fomentar un acceso equitativo a las respuestas a las pandemias. Ello haría posible la asignación de la producción de vacunas y tratamientos a poblaciones prioritarias de países con rentas bajas, y adoptar medidas para promover su disponibilidad y asequibilidad.

Igual de importante es promover una producción sostenible a escala mundial que pueda ampliarse para un suministro de grandes volúmenes en futuras pandemias. Para ello será indispensable contar con un entorno favorable que atraiga inversiones sostenibles y una demanda previsible, facilitado por una protección sólida en materia de propiedad intelectual.

Otra de las soluciones planteadas es promover un entorno comercial que contribuya a la seguridad sanitaria mundial con la apertura de las fronteras y la eliminación de las restricciones comerciales. Sobre todo, para permitir el traslado libre de vacunas, tratamientos, materias primas y suministro, así como el de las personas necesarias para dar apoyo a su producción.

Finalmente, se deben apoyar los esfuerzos que buscan garantizar una mayor preparación de los países para anticiparse y responder a futuras pandemias, mediante la inversión en capacidades clave del sistema sanitario, incluidos programas de inmunización a lo largo de la vida.

Es necesario mejorar y ampliar la vigilancia de enfermedades, junto con planes sólidos contra las pandemias que permitan suministrar vacunas, tratamientos, medios de diagnóstico y atención a las poblaciones de todos los países. Y es que, los avances deben basarse y complementarse en los progresos hacia la cobertura sanitaria universal, con el motivo de proteger, prevenir y estar preparados ante futuras pandemias.

 

NotiPress/Samara Mejía