Presidente Boric protagoniza impasse con reportero gráfico acreditado en La Moneda

1 año hace

Un insólito altercado se vivió, este lunes, en La Moneda, entre el Presidente Gabriel Boric y un reportero gráfico acreditado. El impasse ocurrió cuando el Jefe de Estado expresó su molestia al experimentado comunicador, quien le habría tomado fotografías a distancia, cuando el mandatario se encontraba al interior de su despacho.

Y es que a eso de las 18:00 horas, Gabriel Boric abrió la ventana de su oficina, lo que llamó la atención de los medios acreditados por el Poder Ejecutivo, buscando obtener algunas imágenes respecto de qué actividades estaba desarrollando su excelencia. 

Frente a esta acción periodística, que ha sido habitual en las administraciones de Bachelet y Piñera, el círculo de hierro del Presidente Boric habría reaccionado de forma negativa, alertando al mandatario sobre las intenciones de los reporteros gráficos de tomarle imágenes. Así, tras ser advertido, el líder de Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático bajó al patio para increpar a un fotógrafo.

Miembros de su equipo le avisaron por mensajería que cerrara las cortinas, sin embargo, el jefe de Estado se enojó y bajó raudo a increpar a uno de los fotógrafos en particular, señalándole que su oficina es un espacio privado.

El profesional, absolutamente descolocado con la reacción del Presidente, se defendió arguyendo que es primera vez que un mandatario les llama la atención por ese motivo, pues siempre han tomado imágenes del interior de esa oficina cuando se abren las ventanas o las cortinas.

“Entonces estamos mal”, habría replicado Boric, en reiteradas ocasiones, quien -por desconocimiento o confusión- insistió que su oficina era un lugar privado.

A la conversación se sumaron otros periodistas que estaban in situ, respaldando al reportero gráfico, ante lo cual Gabriel Boric recalcó que si tomaban una fotografía desfavorable de él, esta podría ser utilizada para hacer de esa toma un tema descontextualizado, o una especulación.

Consultados por el medio La Tercera, desde el Gobierno explicaron que el Presidente bajó de su oficina para comentarle al fotógrafo que consideraba su actuar como una violación a su privacidad.

“El Presidente estaba en su oficina con la puerta abierta cuando se dio cuenta de que estaba siendo fotografiado y bajó para manifestarle al fotógrafo que consideraba que esta era una violación a su privacidad. Ambos intercambiaron impresiones y se superó el incidente con un apretón de manos”, explicaron en La Moneda.

Lo anterior, contraviene la versión de los presentes, quienes insisten en que Boric no se dio cuenta por sí mismo, sino que fue alertado por alguien de su confianza, a través de Signal.

JJAAK262UNA3DFDJJUP5TUVB3I

Por su parte, desde Agencia Uno  liberaron algunas imágenes del momento previo al altercado. En el mismo tuit, se posicionaron como un medio que “defiende la libertad de informar sobre las actividades y registrar a las autoridades en los espacios públicos”.

Este nuevo error no forzado abre un flanco que ha sido, rápidamente, aprovechado por la oposición para cuestionar el rol del Jefe de Estado. El líder republicano José Antonio Kast, calificó las actitudes como “matonescas”.

 

Respecto a lo sucedido, el cuerpo colegiado publicó una breve declaración en su cuenta de Twitter, en las que manifiesta su solidaridad con el fotógrafo increpado, llamando al Presidente a “respetar la labor de la prensa”.

“Las autoridades públicas deben ser las primeras en respetar la labor de la prensa. Condenamos el abuso de autoridad ejercido por el Presidente @gabrielboric contra un fotógrafo en La Moneda. Solidarizamos con el reportero gráfico de @agenciaunochile y su equipo. Las autoridades deben tener un discurso público de respeto irrestricto a la libertad de prensa”, finaliza.