Renunció la diputada Catalina Pérez a la vicepresidencia de la Cámara baja

12 meses hace

La ofensiva impulsada por la bancada de la Unión Demócrata Independiente (UDI) tuvo su raíz en el polémico convenio firmado por el ahora exseremi del Minvu por Antofagasta, Carlos Contreras, con una fundación representada por la pareja de la parlamentaria, Daniel Andrade.

En medio de la controversia, Contreras presentó su renuncia al cargo el fin de semana, la que fue aceptada por el ministro Carlos Montes (PS), quien esta mañana en Radio Cooperativa calificó el convenio cuestionado como “un descriterio”, y explicó que está a la espera de un informe para conocer en detalle el caso: aunque “irregularidades hasta el momento no tenemos detectadas”, planteó que “da la impresión de un conflicto de interés”.

Según publicó la semana pasada el Diario de Antofagasta, la exautoridad firmó tres convenios por un total de 426 millones de pesos con la fundación Democracia Viva, con el objeto atender la línea de trabajo de campamentos, cifra que representaría el 6% del presupuesto total asignado a la Seremi del Minvu.

Recién ayer Pérez había salido al paso descartando renunciar a la vicepresidencia de la Cámara y afirmando que ella no cometió “ningún error”. Acusó asimismo un aprovechamiento político de la oposición al tratar de “endosarle” a ella -y hacerlo extensivo a la mesa- “responsabilidades de actos de terceros”.

Planteamiento que reiteró esta mañana al anunciar ante la prensa su decisión: “Han sido días sumamente duros en que se me ha buscado endosar una responsabilidad que no tengo, por actos de terceros y por los cuales creo firmemente no debiese asumir ninguna responsabilidad”.

Su determinación responde a un “objetivo mayor”, que “el daño que se me ha infringido no puedo permitir que se le infrinja también al oficialismo”.