António Guterres: Golpe de Estado en Chile marcó a generaciones y inspiró lucha por la justicia.

10 meses hace

Este lunes, el homenaje a las víctimas del golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973, con motivo del 50 aniversario del acontecimiento, fue rendido por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

“La toma de poder no democrática de 1973 fue un quiebre en las estructuras institucionales que fracturó los vínculos de convivencia y dejó una huella profunda en las generaciones de ciudadanos y ciudadanas chilenas, pero también fue una fuente de inspiración para muchos en la lucha por la equidad y la libertad. En el día de hoy (lunes), honramos a las víctimas de ese oscuro periodo y reconocemos a todas las personas que han dedicado un incansable esfuerzo para curar heridas y construir una sociedad más inclusiva y justa”, indicó Guterres en su declaración.

El triste acontecimiento histórico, que resultó en el fallecimiento del presidente chileno Salvador Allende (1970-1973), como también las pláticas que sostuvo con perseguidos refugiados chilenos, le provocaron una gran conmoción al secretario general.

“En este aniversario se cumplen también 75 años desde la promulgación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Dicha Declaración debe servirnos de orientación para escuchar a todas las víctimas y a sus seres queridos, reconocer su sufrimiento y contribuir a su derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición”, señala el comunicado difundido en la página web de Naciones Unidas.

Dentro de esta situación, Guterres mencionó el programa nacional de localización de desaparecidos, proclamado por el mandatario de Chile, Gabriel Boric, el 30 de agosto pasado y cuya meta es encontrar los cadáveres de los afectados por el gobierno del dictador Augusto Pinochet (1973-1990).

La estrategia propuesta “evidencia la urgencia de seguir fortaleciendo la remembranza del pasado” con el fin de cohesionar a la comunidad, así como de “abordar desafíos pendientes y desafíos compartidos con una perspectiva hacia adelante”.

“En esta conmemoración, festejemos el compromiso de Chile con la democracia y los derechos humanos y confirmemos nuestro empeño para edificar un mundo más equitativo, solidario y sereno”, enfatizó el líder máximo de las Naciones Unidas.

El palacio de La Moneda, sede del Gobierno, fue bombardeado el 11 de septiembre de 1973 por las Fuerzas Armadas de Chile, lideradas por el general Augusto Pinochet, y se llevó a cabo el derrocamiento del presidente socialista Salvador Allende.

Según las cifras oficiales, en el periodo de la dictadura de Pinochet, más de 28.000 individuos sufrieron tortura, 3.227 perdieron la vida y aproximadamente 200.000 se vieron forzados a abandonar el país.

De las personas ejecutadas, 1.469 fueron objeto de desaparición y solo 307 de ellos han sido localizados, identificados y entregados a sus seres queridos