Cronología del día en que bombardearon la democracia en Chile

10 meses hace

El 11 de septiembre de 1973, el entonces presidente chileno Salvador Allende se trasladaba y recluía en La Moneda para resistir desde allí un alzamiento militar que intentaba destituirlo. No saldría vivo de la sede gubernamental, atacada a fuego y metralla. Esta es una cronología de los sucesos de ese día en que la democracia chilena fue bombardeada.

1:00

Suena el teléfono en la residencia de Allende en la comuna (municipio) capitalino de Las Condes. Le informan de un extraño movimiento de militares desde el norte del país hacia el sur. El jefe de Estado consulta al Ejército y este le asegura que solo se trata un despliegue de refuerzo ante posibles disturbios en Santiago.

Sin embargo, el movimiento de tropas merece seguimiento. Hacía solo tres meses, Allende había enfrentado un levantamiento castrense, el llamado “Tanquetazo”, sofocado gracias a la intervención de uniformados leales al entonces comandante en jefe del Ejército, Carlos Prats.

Pero Prats ya no está. Renunció debido a la fuerte presión en su contra de sectores castrenses que desean evitar a toda costa que el presidente prosiga con su “vía chilena al socialismo” y su inminente convocatoria a un plebiscito en el pretende que la población se exprese sobre su proceso de reformas.

Ahora quien ocupa el cargo de comandante en jefe es un general de nombre Augusto Pinochet.

4:30

La explicación dada por el Ejército al presidente es una mentira. En realidad, se inicia en Valparaíso (norte) la denominada “Operación Silencio”, que implica la destrucción de las antenas de radios leales a Allende que podrían informar a la población sobre los acontecimientos que se avecinaban en la jornada.

Los militares además quieren impedir que las fuerzas leales a Allende convoquen a través de esas emisoras actos de resistencia. En definitiva, cortar el flujo informativo y poner en las sombras al país para llevar adelante el verdadero propósito del operativo: derrocar al Gobierno.

6:00

Los golpistas lanzan el denominado “Plan A” desde la Escuela Militar, una coordinación de alerta de todas las fuerzas castrenses ante eventuales levantamientos de los leales a la coalición de izquierda Unidad Popular, de Allende. Mientras, aviones de combate se alistan en Concepción (centro).

El excanciller y nuevo ministro de Defensa, Orlando Letelier, intenta comunicarse con los jefes de todas las Fuerzas pero nadie le contesta. A estas alturas ya es más que obvio que el Gobierno de Allende está en jaque.

7:20

Allende abandona su residencia y se traslada a La Moneda para defender a su Gobierno.

8:00

El mandatario da un mensaje a la nación, a través de dos emisoras, Magallanes y Corporación, que sí logran seguir transmitiendo: “Les habla el presidente de la República desde el Palacio de La Moneda. Informaciones confirmadas señalan que un sector de la marinería habría aislado a Valparaíso y que la ciudad estaría ocupada, lo cual significa un levantamiento contra el Gobierno legítimamente constituido”.

Allende subraya que está dispuesto a resistir hasta las últimas consecuencias. “Yo estoy aquí, en el Palacio de Gobierno, y me quedaré aquí defendiendo el Gobierno que represento por la voluntad del pueblo”.

Concluido el discurso, se asoma unos minutos en un balcón de La Moneda y un pequeño grupo de ciudadanos lo aplaude. Sería su último contacto con sus seguidores.

En tanto, Pinochet se instala en el Comando de Telecomunicaciones del Ejército para coordinar el golpe.

8:40

Las Fuerzas Armadas y Carabineros emiten su primer comunicado, en el que, denunciando “la gravísima crisis económica, social y moral que está destruyendo el país” y “la incapacidad del Gobierno para adoptar las medidas que permitan detener el proceso y desarrollo del caos”, instan Allende a “la inmediata entrega de su alto cargo”, y se comprometen a “iniciar la histórica y responsable misión de luchar por la liberación de la Patria del yugo marxista”. El texto lleva la firma de Augusto Pinochet Ugarte.

Tras la difusión del comunicado, gran parte de la guardia de La Moneda abandona el lugar.

Los golpistas le dan un ultimátum a Allende: a las 11.00, él y su gabinete deben dejar libre la sede del Ejecutivo o el edificio será bombardeado.

8:50

La respuesta de Allende por radio es inmediata: “En ese bando se insta a renunciar al presidente de la República. No lo haré (…) Ante estos hechos, solo me cabe decirle a los trabajadores: yo no voy a renunciar. Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo”.

Mientras la Central Unitaria de Trabajadores llama a ocupar industrias y comercios para apoyar a Allende, los militares emiten bandos que advierten a la población que “cualquier acto de sabotaje en todo tipo de actividades nacionales, como empresas, fábricas, medios de comunicación o transporte, será sancionado de la forma más drástica posible, en el lugar mismo del hecho”.

9:20

Las Fuerzas Armadas le ofrecen a Allende un avión para salir del país, pero el mandatario se niega tajantemente.

De todas formas, lo que realmente le esperaba en caso de aceptar era la muerte. Pinochet, en diálogo con el almirante Patricio Carvajal, quien lo mantiene al tanto de los contactos con La Moneda, deja bien en claro la orden, entre risas cómplices. “Se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país… Y el avión se cae, viejo, cuando vaya volando”, dice el líder golpista.

9:50

Soldados, francotiradores y tanques rodean La Moneda y, tras un breve silencio, abren fuego, aunque no directamente al edificio, sino como amedrentamiento.

10:30

Allende emite su último discurso a través de la radio Magallanes. “Tienen la fuerza. Podrán avasallarnos. Pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos (…) Tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo donde la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que mucho más temprano que tarde, de nuevo abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile!, ¡viva el pueblo!, ¡vivan los trabajadores!”, afirma.

11:00

Los militares abren un orificio en La Moneda y comienza un ataque directo. Allende pide tregua de 10 minutos para permitir la salida de mujeres, pero Pinochet se muestra inflexible. “Están ganando tiempo. No acepten ningún parlamento. Parlamento es diálogo ¡Rendición incondicional!”, le vocifera a Carvajal.

Y añade luego exasperado: “No podemos aparecer con debilidad de carácter aceptando un plazo de parlamento a esta gente, porque no podemos nosotros aceptar plazos ni parlamentos que significan diálogos, significan debilidad. Todo ese montón de jetones que hay ahí (…) todos estos mugrientos que estaban por arruinar el país deben pescarlos presos y el avión que tienen dispuesto tú, ¡arriba!, y sin ropa, con lo que tienen, ¡para afuera!”

11:52

Finalmente, aviones Hawker Hunter de la Fuerza Aérea chilena inician el bombardeo sobre La Moneda, lo que provoca un incendio en el ala norte.

Se producen levantamientos antigolpistas en la Universidad Técnica y en algunas poblaciones del país, pero son duramente reprimidos, mientras se prohíbe el tránsito en las calles.

13:30

Allende acepta su rendición y le pide a sus allegados que abandonen el edificio. Se traslada al Salón Independencia de La Moneda, donde se quita la vida con un fusil Ak-47 que le regaló Fidel Castro

El almirante Carvajal le comunica a Pinochet la muerte de Allende de esta manera: “Hay una información del personal de la Escuela de Infantería que está dentro de La Moneda. Por la posibilidad de interferencias, la voy a transmitir en inglés: They say that Allende committed suicide and is dead now (Dicen que Allende se suicidó y ahora está muerto)”.

22:00

Augusto Pinochet jura como presidente de la Junta Militar y por tanto se convierte en el jefe de Estado de facto. En el acto se da lectura de un decreto de estado de sitio en todo el país.