La iniciativa de Google que busca mejorar la seguridad vial del mundo

7 meses hace

Descubre cómo Google usa la inteligencia artificial para optimizar semáforos, mejorando la fluidez del tráfico y reduciendo emisiones en ciudades globales.

¿Te imaginas una ciudad donde los semáforos se ajustan automáticamente al flujo del tráfico, reduciendo así la congestión, los accidentes y la contaminación?
Pues esa es la visión que tiene Google, el gigante tecnológico que está desarrollando un proyecto llamado Green Light, que utiliza la Inteligencia Artificial (IA) para optimizar la sincronización de los semáforos en todo el mundo.
Según indican desde la empresa, la tecnología actual que disponen las empresas de seguridad vial, es completamente compatible con sus optimizaciones.

¿Cómo funciona Green Light?

Google quiere cambiar esta realidad con su proyecto Green Light, que utiliza la IA para conseguir una circulación más fluida y ecológica. El sistema que ha desarrollado Google pretende ser versátil y conveniente para todo tipo de ciudades.
Además, es compatible con la infraestructura actual, por lo que no requiere de ningún costo adicional para implementarlo.
Green Light se basa en cuatro ejes principales. El primero es analizar las intersecciones y semáforos de la ciudad en cuestión. Para ello, utiliza los datos proporcionados por Google Maps, que lleva décadas cartografiando lugares.
Así, puede evaluar aspectos como la duración del ciclo del semáforo, el tiempo de transición, la división verde y la coordinación y operación del sensor.
El segundo eje es monitorear y comprender las tendencias del tráfico. Para esto, utiliza un modelo de IA que ayuda a entender los patrones locales, como los momentos de arranque y detención y los tiempos de espera promedio en las intersecciones. También se tiene en cuenta la variación del tráfico en diferentes horas del día, como la hora peak.
El tercer eje es utilizar algoritmos de IA para identificar posibles ajustes en la sincronización de los semáforos. Una vez que el sistema de Google Research ha recopilado toda la información, genera unas recomendaciones que comparte con los encargados de tráfico de la ciudad para que puedan implementarlas si lo consideran.
El cuarto eje es seguir monitoreando las tendencias del tráfico de la ciudad para verificar si los ajustes han resultado en una mejora real y para mejorar sus métodos existentes.
¿Qué beneficios tiene Green Light?
Hasta ahora, la iniciativa de Google se ha implementado en una docena de ciudades del mundo (entre ellas, Río de Janeiro, Budapest y Seattle), en las cuales hay unos 30 millones de desplazamientos mensuales, que se beneficiarán tanto de un ahorro de combustible como de una rebaja en sus emisiones contaminantes.
Los datos iniciales sugieren que los ajustes han reducido hasta un 10% las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, se espera que el tráfico sea más fluido y seguro, al reducir el número de paradas y arranques y al crear olas de semáforos verdes.
¿Qué te parece esta propuesta de Google? ¿Crees que podría mejorar la calidad de vida de las personas y el medio ambiente?