Montes
Foto @JoseMezaPereira

Las desprolijidades de Republicanos en acusación a “Montes”, según el abogado del ministro

6 meses hace

El pasado miércoles 3 de enero,  se formalizó la acusación constitucional contra  el ministro de Vivienda y Urbanismo, Carlos Montes en la Cámara de Diputados. El texto se centra en acusación de supuesta negligencia y falta de vigilancia en el caso Convenios, generando recriminaciones entre las bancadas opositoras debido  a errores formales encontrados por el equipo defensor, apenas ingresado el documento. Como consignado  Radio ADN

Uno de los puntos señalados por el equipo defensor, liderado por el abogado Pablo Ruiz-Tagle, fue un párrafo que afirmaba: “ El caso Convenios es un entramado de ilegalidades y vulneraciones a nuestro ordenamiento jurídico . En este apartado detallamos algunas de dichas vulneraciones de la ley: 1) Artículos 9, 127, 205, 207, 208, 212, 214, 236 y siguientes del Código Penal: correspondientes a delitos y faltas de fraude al Fisco”.

Desprolijidades

Los errores apuntados por la defensa de Montes iban desde cosas triviales; por ejemplo, las páginas no estaban numeradas o supuestas notas al pie de página que no tenía ningún texto asociado.

A juicio de Ruiz-Tagle, estas desprolijidades eran parte de un trabajo basado en “ copiar y pegar ”, lo que constituía una “descortesía” con los diputados.

No obstante, los errores más horribles estaban en el marco jurídico de la acusación, donde aparecieron citadas, sin una explicación clara, normas del Código Penal (CP). Lo extraño es que estas disposiciones ni siquiera figuraban en la querella que presentaron los republicanos en junio del año pasado por el caso de Democracia Viva.

El jefe de la bancada republicana, el diputado  Agustín Romero , asumió la responsabilidad por los errores encontrados en la acusación constitucional. Así, en conversación con  La Tercera , señaló: “ desgraciadamente, cuando los documentos pasan por tantos niveles de revisión, información e intervención, es difícil culpar a alguien . Pero en esto hay que ser hidalgo. Si yo puse la firma, me hago responsable. Esto es parte de ser hombre y ser profesional”.

Lamentablemente, el documento venía con un error. Hay que dar la cara, no tengo problema en asumir la equivocación,  pero eso no obsta que estamos hablando de un ministro negligente, que está comprobado que tenía información y, cuando la tuvo, no hizo nada hasta que el escándalo estalló”, concluyó.