Alerta en Gaza: El sistema de salud colapsa, según Médicos Sin Fronteras

5 meses hace

El Hospital Nasser, el hospital más grande de Gaza, ya no puede brindar servicios vitales y el enclave se ha quedado sin sistema de salud, según denunció Médicos Sin Fronteras (MSF) en un comunicado publicado en su página web.

El comunicado afirma que en medio de los intensos combates y bombardeos en Jan Yunis, el Hospital Nasser, el principal centro médico del enclave, ha dejado de funcionar sus servicios médicos vitales. Además, la mayoría del personal médico del hospital y miles de personas desplazadas que buscaban refugio allí han huido tras la orden de evacuación de las áreas circundantes emitida por las fuerzas israelíes.

Guillemette Thomas, coordinadora médica de MSF, expresó su preocupación por el riesgo en la vida de las personas debido a la falta de atención médica. Destacó que tanto el Hospital Nasser como el Hospital Europeo de Gaza son prácticamente inaccesibles, lo que ha dejado al enclave sin un sistema de salud. Además, MSF lamenta la situación en la que las personas se quedan sin acceso a tratamiento debido a la gran cantidad de heridos de guerra.

Desde el 7 de octubre, cuando el movimiento palestino Hamás atacó Israel desde la Franja de Gaza, se registraron alrededor de 1.200 muertos y aproximadamente 5.500 heridos, además de la captura de unos 240 rehenes. En respuesta, Israel declaró la guerra a Hamás y lanzó ataques masivos contra instalaciones civiles y otras áreas en Gaza, al mismo tiempo que impuso un bloqueo total al enclave palestino, privando a su población de agua, alimentos, medicinas, electricidad y combustible. El 27 de octubre, Israel inició una incursión terrestre a gran escala en la Franja de Gaza.

Hasta la fecha, los ataques israelíes han dejado más de 26.000 muertos y más de 64.400 heridos en el enclave palestino.

Durante una tregua humanitaria que tuvo lugar del 24 de noviembre al 1 de diciembre, mediada por Catar, Egipto y Estados Unidos, se logró el intercambio de 80 rehenes israelíes de Hamás, en su mayoría mujeres y niños, por 240 presos palestinos sin delitos de sangre. Además, las milicias palestinas liberaron a casi 30 cautivos más, en su mayoría trabajadores tailandeses residentes en Israel. Sin embargo, aún hay unos 130 rehenes cautivos en Gaza.

Una vez que la tregua expiró, las operaciones bélicas se reanudaron y el flujo de ayuda humanitaria que llega al sur del enclave palestino desde Egipto volvió a reducirse a una quinta parte de lo que Gaza recibía antes de la guerra, según informa la ONU.

Rusia y otros países instan a Israel y Hamás a pactar un alto el fuego y abogan por una solución de dos Estados, aprobada por la ONU en 1947, como la única vía posible para lograr una paz duradera en la región.