Foto Agencia uno

Inseguridad en Chile: ¿Hasta cuándo los ciudadanos vivirán con miedo en las calles?

2 meses hace

Cuando la sensación de inseguridad en Chile alcanza el 90%, la tasa más alta de la última década, y el 21% de los hogares ha sido víctima de algún delito, nos enfrentamos a una alarmante realidad.

Los índices delictivos se disparan con asaltos y robos en distintas zonas de Santiago, generando desesperación al ver cómo los delincuentes dominan las calles.

Dejar el auto estacionado en la calle ya no es seguro, con altas probabilidades de robo en áreas antes pacíficas como Providencia, Santiago Centro y San Miguel. Salir de casa después de las 9 de la noche se convierte en una situación riesgosa debido a la presencia de traficantes.

Los actos delictivos recientes han incluido violencia extrema, desde asesinatos y secuestros hasta el homicidio de un oficial de carabineros. Incluso figuras públicas como el ministro de Relaciones Exteriores, Alberto van Klaveren, han sido víctimas de intentos de robo.

A pesar de medidas gubernamentales como el aumento del presupuesto para seguridad pública en el 2024 y la aprobación de nuevas leyes, la inseguridad persiste. La falta de supervisión en la implementación de recursos destinados a la seguridad resalta la ineficacia en la lucha contra la delincuencia.

El presidente Gabriel Boric ha reconocido públicamente el crecimiento de los índices delictivos y ha tomado medidas para hacer frente a la crisis. Sin embargo, aún queda en duda la efectividad de estas acciones ante la magnitud y persistencia de la problemática.

La Ministra Tohá abordo la percepción de inseguridad en Chile, señalando la legitimidad de sentir miedo. A pesar de la disminución del 6% en la cantidad de homicidios completados en 2023, la funcionaria gubernamental destaca que persiste una sensación de inseguridad. Su objetivo es que la población perciba que el punto máximo de homicidios está retrocediendo en su experiencia en una entrevista en TVN

Es esencial que las autoridades trabajen en conjunto con la sociedad civil y la comunidad para desarrollar estrategias integrales que aborden las causas de la inseguridad. La seguridad ciudadana es un derecho fundamental que debe ser garantizado por el Estado, y la participación activa de la ciudadanía es crucial para enfrentar estos desafíos urgentes.

 

Después de una serie de incidentes desafortunados, decidí compartir mi frustración y preocupación en una columna de opinión que en mi propio medio publiqué.

En el último año, mi vehículo ha sido objeto de robo en cuatro ocasiones, y hace unos días fui asaltado, perdiendo mi mochila que contenía mi preciado Macbook, entre otras cosas. En agosto, también fui víctima de una encerrona.

Estos eventos me han sumido en un estado de inseguridad palpable. Por ello, me he dado a la tarea de identificar puntos clave, como la falta de vigilancia en las cercanías donde ocurrieron estos incidentes, así como la presencia constante de traficantes en las calles, para crear conciencia sobre esta problemática. atte @TTE_Varce

 

Durante un año, Víctor Arce experimentó cuatro robos, fue amenazado por el tren de Aragua y se vio envuelto en una encerrona.