The New York Times

El The New York Times instruye a su personal contra el uso de artículos sobre ‘genocidio’ y ‘Palestina’ en Gaza

2 meses hace

La forma en que el New York Times ha abordado la guerra en Israel ha suscitado críticas por su aparente parcialidad, con altos editores emitiendo directrices a los periodistas a través de un memorando obtenido por The Intercept.

Una filtración sorprendente descubierta por la organización de noticias de investigación estadounidense The Intercept ha revelado directrices editoriales secretas emitidas por The New York Times, que dictan cómo sus reporteros deben cubrir la invasión israelí en Gaza, generando un debate sobre la imparcialidad de los medios y el rol del periodismo en la formación de la opinión pública.

El memorando, redactado por la editora de estándares del Times, Susan Wessling, el editor internacional Philip Pan y sus adjuntos, comenzó a circular en noviembre de 2023 y ha sido actualizado regularmente en medio de la invasión en Gaza que inició en octubre pasado, según informó The Intercept el lunes.

En el documento se advierte contra el uso de términos como “genocidio”, “limpieza étnica”, “territorio ocupado” y “campamentos de refugiados”, a pesar de que las Naciones Unidas reconocen hasta ocho campos de refugiados en Gaza, lo que refleja la postura israelí de negar la condición de refugiados a los palestinos y su derecho al retorno.

El memorando insta a los periodistas a no emplear el término “combatientes” para referirse a ataques específicos, sugiriendo en su lugar el uso de “terrorista”, un término que, según el análisis de The Intercept, se aplica de manera inconsistente en el documento, lo que apunta a un sesgo a favor de la perspectiva israelí sobre la guerra.

Se desaconseja en el memorando el uso regular de “Palestina” como término, salvo en contextos excepcionales como referencias históricas o eventos políticos significativos reconocidos a nivel internacional, lo cual indica una directriz para minimizar la visibilidad de la causa palestina.

Un análisis previo de The Intercept sobre la cobertura del conflicto entre octubre y noviembre por parte de The New York Times, Washington Post y Los Angeles Times reveló una disparidad significativa en el uso del lenguaje, con términos como “masacre” y “horrible” empleados de manera sesgada para eventos con víctimas israelíes y palestinas.

La falta de equidad en la cobertura periodística se refleja en la frecuencia de términos como “masacre” y “matanza”, que son utilizados de manera desproporcionada para describir incidentes con víctimas israelíes en comparación con las palestinas, lo cual revela un doble rasero flagrante en el tratamiento informativo del conflicto.

Evitar el uso del término “territorios ocupados” en el reporte periodístico según las directrices del NYT tiende a desdibujar la verdadera naturaleza del conflicto, alineándose con la versión oficial israelí y obviando la ocupación como eje central del problema, lo cual ha generado críticas sobre la imparcialidad de la cobertura mediática.