Photo 1626379953822 Baec19c3accd

¿Qué podremos encontrar en el Metaverso?

1 mes hace

El proyecto, que parecía estancado los últimos meses, está cobrando vida de nuevo y abre enormes posibilidades a diversos niveles.

La creación de un mundo virtual paralelo es algo que la sociedad lleva mucho tiempo imaginando. Incluso ha servido de argumento para películas y libros. Pero siempre hemos tenido que esperar que la tecnología permitiese su construcción. De hecho, los ciudadanos han sido, históricamente, un tanto escépticos sobre la llegada de este universo. Pero en los últimos años el proyecto ha empezado a tomar forma. De la mano de algunas grandes compañías, como Meta, se ha empezado a concebir y a llevar a cabo. No tenemos, aún, una fecha definida para su lanzamiento oficial, pero eso no evita que surjan algunas preguntas que rondan nuestra cabeza: ¿Cómo será? ¿Qué podremos encontrar en él?

El Metaverso es un mundo creado con la Realidad Virtual y Realidad Aumentada, pero hace uso de otras tecnologías, como la Inteligencia Artificial, para poder tomar forma. Es un nuevo universo con posibilidad de interactuar con otras personas y elementos digitales de forma multisensorial. Este espacio tiene la potencialidad de ser infinito y eterno; y no tendrá barreras físicas ni estará limitado por las distancias. Lo que allí podremos encontrar sólo tiene las restricciones de la creatividad humana. En este entorno podremos trabajar, aprender, relacionarnos, disfrutar de actividades de ocio y muchas más posibilidades. Para poder acceder, una vez esté operativo, necesitaremos unos equipos específicos de Realidad virtual, así como una conexión a la red adecuada.

Es importante recalcar el papel de la sensorialidad, pues nos vamos a sumergir en un mundo digital, pero con una enorme capacidad para proporcionarnos experiencias realistas e inmersivas. Los juegos, por poner un ejemplo, adquirirán otra dimensión para los usuarios, pudiendo relacionarse con un entorno dinámico, estar ante una cascada de efectos 360º mientras gira los rodillos de una máquina tragamonedas 3D o interactuar con otros jugadores en espacios de casino en vivo diseñados con todo tipo de detalles. En este aspecto, no se trata de ver el espacio que nos rodea como algo ajeno, sino de una construcción digital envolvente, donde participar solo o con otros avatares (las identidades que asumen los visitantes a este mundo).

Pero este viaje inmersivo no se limita a este tipo de actividades. La formación va a llegar a otro nivel, mediante contenidos educativos que aprovechan las posibilidades tecnológicas para recrear casos prácticos en el espacio de un aula virtual; aprendiendo con los mayores expertos en cada materia, pero sin desplazarnos físicamente, y compartiendo conocimientos con profesionales de todo el mundo. Y no se trata, únicamente, de la formación a nivel profesional; las inquietudes históricas, artísticas o musicales también se pueden trabajar mediante la Realidad Virtual, por ejemplo, visitando un museo que nos envuelva con su realismo y en el que podamos interactuar con las obras o los hechos históricos.

A nivel empresarial, la mayoría de las principales empresas van a ofrecer sus servicios y productos en el Metaverso. De hecho, muchas de ellas ya están preparando su “desembarco” en este nuevo mundo. Y con motivo; tan sólo en lo que se refiere a comercio, las cifras que se barajan se miden en billones de dólares. Y eso sin contar la opción que brinda este mundo virtual de ofrecer servicios “tradicionales”, pero con el impagable escaparate que representa este nuevo espacio virtual; nos referimos, por ejemplo, a despachos de abogados, agencias de marketing, expertos en seguros, servicios financieros y un largo etcétera. Y no podemos olvidar las posibilidades profesionales, que pueden transformar el mercado laboral. Para su lanzamiento y su mantenimiento, el Metaverso va a requerir la presencia de muchos profesionales relacionados con las nuevas tecnologías.

Estas son algunas de las líneas principales que explican el contenido de este nuevo universo digital. Pero faltan algunas otras, por ejemplo, las que están vinculadas a las relaciones personales. Recordemos que el Metaverso se centra en la capacidad de interactuar, da la posibilidad de crear una identidad virtual y no tiene fronteras físicas ni culturales. También su carácter descentralizado puede dar lugar a nuevas economías y formas de financiación. Y la lista podría continuar. Por otra parte, este mundo no estará exento de retos, como la necesidad de que sea inclusivo y llegue a toda la sociedad o la adaptación de las leyes a este nuevo entorno. Pero esos desafíos se deberán tratar en este periodo de tiempo que nos separa del lanzamiento final del proyecto.